Vida Abisal

Vida Abisal

Vida Abisal. Las Terroríficas Criaturas de las Profundidades del Océano

Dicen que solo conocemos un 5% de lo que habita en nuestros océanos, de hecho hay una frase del biólogo marino Ricardo Sahade que lo plasma de manera espectacular: “Conocemos mejor la superficie de Marte que el fondo del mar”.
Estos monstruos marinos que vamos a ver hoy viven en las profundidades de las grandes fosas marinas, donde la luz no se atreve a llegar. La vida aquí es extremadamente rara al igual que sus habitantes.

Vida Abisal. Las Terroríficas Criaturas de las Profundidades del Océano

PEJESAPO ESPINOSO

Este pez abisal puede encontrarse en el Atlántico Norte, Pacífico e Índico. Nunca sube a la superficie, como pueden hacer otras especies, sino que permanece toda su vida entre los 700 y los 3000 metros de profundidad.

Pejesapo Esponoso. Vida Abisal
Pejesapo Esponoso. Vida Abisal

Aunque por su aspecto monstruoso pueda ser protagonista de las peores películas de terror, su tamaño no supera los 25 cm. Tiene una boca enorme en comparación con su tamaño, lo que le permite capturar presas de gran tamaño y aprovechar así el poco alimento con el que se topa. Las espinas que le recubren son unos filamentos muy sensibles a las vibraciones y movimiento, necesitan este tipo de cosas para saber que se mueve a su alrededor debido a la escasa luz que hay en las profundidades

DIABLO NEGRO

Este pez abisal habita profundidades de unos 4000 metros. Tiene igualmente un cuerpo poco hidrodinámico y la piel flácida, con una capacidad asombrosa de permanecer quietos entre dos aguas (otros peces se hundirían si dejaran de nadar). Esto evita que los detecten posibles depredadores. 

Diablo Negro. Vida Abisal
Diablo Negro. Vida Abisal

Poseen un órgano bioluminoso en el extremo de un apéndice sobre la cabeza, eso que parece una linternita, que emplean para atraer a sus presas. Tienen un tamaño máximo de 20 cm. Las hembras son mucho mayores que los machos. De hecho, todas las ejemplares capturadas tenían uno o varios machos acoplados en los costados o incluso entre los ojos. Parasitan fusionando sus tejidos con los de la hembra y degenerándose hasta quedar totalmente fundidos con ellas.  

PEZ VÍBORA

Habita en profundidades de hasta 4400 metros, y alcanzan un tamaño de unos 25 cm. Lo más destacable de esta especie, a parte del aspecto monstruoso, son sus enormes dientes que no le caben en la boca y que deben llevar fuera, a la altura de los ojos. 

Pez Víbora. Vida Abisal
Pez Víbora. Vida Abisal

Es difícil que una presa escape a esta dentadura y ahí reside su ventaja Sin embargo, un fallo de cálculo en el tamaño de lo que se quiera comer puede provocar su muerte: ensartar un animal demasiado grande implica que no pueda ni zafarse de él ni tragárselo.

PEZ DRAGÓN

El Pez dragón no solo tiene unos dientes de tamaño considerable en proporción al resto de su cuerpo, sino que además posee una capacidad de abrir las mandíbulas comparable a la de las serpientes. Esto le permite tragarse presas de gran tamaño. Cuando el alimento es tan escaso, desaprovechar ciertas presas por ser demasiado grandes podría suponer la muerte de estos individuos. 

Pez Dragon. Vida Abisal
Pez Dragon. Vida Abisal

Este pez abisal puede llegar a tener un tamaño de 32 cm y habita en profundidades de hasta 1500 metros.

CERATO ABISAL BLANCO

La diferencia de tamaño entre el macho y la hembra en estos peces abisales es muy pronunciado. Los machos son en este caso, de 15 a 30 veces menores que la hembra, y mucho más numerosos. 

Cerato Abisal Blanco. Vida Abisal
Cerato Abisal Blanco. Vida Abisal

De ahí que su objetivo vital sea encontrar una hembra y parasitarla, convirtiéndose en meras bolsas de esperma que fertilizan a la hembra y perpetúan la especie. En la imagen se pueden observar al menos dos pequeños machos adosados al vientre de la hembra. El apéndice de la cabeza es un órgano bioluminiscente para atraer presas.

PEZ PELÍCANO

Es uno de los peces que puede habitar en las zonas más extremas, 8.000 metros de profundidad. El pez pelícano es un extraterrestre del mundo abisal. Emparentado con las anguilas, puede superar el metro de longitud. Pero el rasgo más sorprendente es su enorme boca, mucho más grande que su cuerpo y que puede adaptar para engullir presas más grandes que él.

Pez Pelícano. Vida Abisal
Pez Pelícano. Vida Abisal

Vida Abisal. Las Terroríficas Criaturas de las Profundidades del Océano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe las noticias en tu email:

Delivered by FeedBurner